miércoles, 17 de junio de 2009

Santa, Santana y Satanás

Cuando viera su dibujo sobre la Inmaculada Concepción se echaría a reír, como siempre hacía. No entendíamos qué gracia le hacía al primo Santana la imagen trágica de aquella virgen grafiteada, a sabiendas de que le costó más de un disgusto aquel capricho vandálico del 86, donde no sólo hizo añicos las figuras de decenas de dioses y vírgenes inertes, sino que prendió fuego hasta a la túnica negra del capellán. Como ya esperábamos rió a carcajadas reluciendo como nunca sus ojos tintos al reconocer los últimos resquicios de su fechoría. Cuando se hartó, volvió a despedirse de nosotros, mientras, travieso, me pinchaba una nalga con su tridente.

11 comentarios:

genialsiempre dijo...

Ya alternas con Satanás, veo una clara progresión en tus protagonistas

José María

Pedro dijo...

Sí, yo también empezaba a echar de menos en tus relatos a este Señor Oscuro; aunque de momento se conforme con pellizcar traseros, ya irá cogiendo fuerzas.

Saludos.

Tomasson dijo...

Es un microrrelato buenísimo, tanto, que podría ser ganador de cualquier concurso de microrrelatos que se hiciese en cualquier cadena de radio, pongamos la Ser, si ésta no estuviese, como todos los concursos de este país, amañado para que ganen los de siempre. Adelante!!!!!!, ya mismo el Asturias. besos

Alinando dijo...

¡Qué primos mas raros tienes leñe! Yo no me pondría muy al alcance de su tridente, o mejor me armaba de una buena botella de Casera calentorra, para aguarle un tanto la mirada de sus ojos tintos si llegara a ponerse tonto.

Como siempre, muy bueno Carmen.

María Dolores dijo...

Me ha dado un poquito de susto eso de satanás pero me ha encantado leerte de nuevo.Me parece muy original y exclusivo y me ha hecho reir el comentario de Alinado, yo había pensado lo mismo.

Felicidades Carmen, eres única.

Loli.

Paco Bailac dijo...

Me ha encantado como te presentas en tus "datos personales" te dejo huellas de mis saludos respetuosos.


pacobailacoach.blogspot.com

Ana Márquez dijo...

Manejas la palabra como quieres, jamía, :-) Te sabes todas las artimañas para lograr un texto breve y perfecto. Qué envidia.

Besazos de Pedro y Ana (los alienígenas ;-))

José Manuel dijo...

Gracias por tus palabras, y aprovecho para hacerte una cura de urgencias en tu maltrecho trasero...
Besos y no dejes de sorprendernos.

El vecino de enfrente dijo...

He quedado sorprendido. Gratamente sorprendido. Te seguiré.

Anónimo dijo...

Muchas felicidades por tu relato y por tu cumple. besos

Equilibrista dijo...

uf, qué peligro de primo, lo de tus relatos oscuros viene de familia!

en serio, me ha gustado mucho este cameo de Satanás, no podía faltar en tu colección...

besotes