domingo, 11 de julio de 2010

Campeones!

Mañana el despertador volverá a sonar a la misma hora programada desde hace casi quince años, mañana volveré a echar gasoil al coche y esperaré el mismo tiempo por hacerme un hueco entre la marabunta de coches que a esa hora tienen las mismas necesidades que el mío. Mañana me encontraré los mismos papeles que dejé sobre la mesa el viernes pasado, los mismos impuestos, los mismos descuadres. Mañana volverá a ser todo igual, ni más ni menos que los mismos problemas, la misma España en crisis, la misma crisis de espíritu, pero aún así, hoy, en este momento dejadme que grite una vez más...

CAMPEONESSSS!!!!!

Un brindis por los que han conseguido lo que no consiguen muchos, que un país olvide por unas horas las penas y miserias, los enfrentamientos vecinos, las diferencias y las trabas. Y un brindis para que este sentimiento de unidad nos duré algo más que la celebración.

22 comentarios:

genialsiempre dijo...

Alzo mi copa contigo

Anónimo dijo...

El fútbol no es una de mis grandes pasiones pero lo de ayer... a mí realmente me gusta ver a la gente feliz y ayer se respiraba mucha alegría en mi familia, en las calles. La ilusión de los niños fue lo mejor de la noche.

Besitos Carmen, que tengas un buen día.

Anónimo dijo...

Ah espera, que soy Eva, la chiclanera.

Besitos otra vez.

Jose Ramon dijo...

Volviendo a la realidad de nuestros días ya somos campeones, de cuatro millones y pico de parados, de una crisis que no se le ve el fin y de unas primas vergonzosas en los tiempos que corren 600.000 euros son muchos euros y casi 5.000.000 de parados también.
¡¡Somos campeones!!

Pedro dijo...

A mí también me alegra ver a la gente feliz; pero más me gustaría que esa felicidad fuera auténtica, y no sólo una cortina de humo que apenas tardará en disiparse un pestañeo.
Siento parecer el aguafiestas del grupo, pero es que me apena saber que sólo somos capaces de unirnos bajo la excusa de un acontecimiento deportivo, y nada más. Y después qué. Ya todos sabemos la respuesta: cada cual a su redil, y a seguir agachando la cabeza, y a no mover un dedo por los necesitados, ni por las injusticias, ni por nada.
Y lo dejo ya que me embalo.
Lo siento, Carmen, ya sabes lo que te quiero pero es que has tocado un tema que me duele de verdad. O será la noche de insomnio entre pitos, sirenas y gritos que he pasado.

Un beso (y no me hagas mucho caso).

Equilibrista dijo...

Chin chin, yo levanto también la copa

Y movamos dedos... ya

Equilibrista dijo...

Perfectamente reflejado Carmen

El fútbol es una afición, y esto hay que celebrarlo hoy... Sin sacar las cosas de quicio... porque la vida es otra cosa, y el trabajo y la lucha por las desigualdades es algo que hay que labrar día a día...

Movamos dedos :)

tangai dijo...

Bueno, respirar es necesario... Normalmente evita que nos caigamos redondos al suelo.

Un fenómeno sociológico, pero a la vez que comprensible completamente necesario.
El fútbol, cosa de mujeres y cosa de hombres... cosa de ricos y cosa de pobres...

A parte de toda la energía (aunque de acuerdo con Pedro) gastada chillando a pleno pulmón delante de una cortina de humo como es una victoria que no va a cambiar nuestras vidas para nada. (Mi monedero bien, gracias, jeje), a parte, digo de todo esto yo me quedo con el pedazo de beso que le estampó el Casillas a la Carbonero en tó los morros, en la entrevista después de...

Se le veía inquieto, rascándose, mirando para arriba, para abajo... Y el pobre enamorao es que no pudo más... ¡Ay pero qué requetebonito es el amorrrrr!
Yo creo que de aquí sale bodorrio... niñas ¡prepararse el traje!
Un besito para todos.

Anatxu dijo...

El mundo se para, los niños se mueren de hambre y la gente pide en las calles. Nos matamos, nos pegamos y nos violamos. Abandonamos a los hijos, a los padres y a los enfermos.
Tiramos bombas a centenares de hermanos por su color, su religión o su política. Asesinamos por petróleo o por oro y por otras cosas que no me acuerdo..
Pero somos campeones del mundo y somos todos españoles.
Ayer chillé, salté y me cagué en todos los muertos de los holandeses como la que más. Ayer olvidé mis penas y mis alegrías. Olvidé el odio y el amor, me abandoné a la euforia...salté, bailé y nadé desnuda en mi playa..

Y HOY ME SIENTO MEJOR, MUCHO MEJOR.

Una cortina de humo??? no más grande que cuando me arto de chocolate por no llorar, cuando compro algo que no necesito, cuando critico, me enfado, desprecio sin necesidad...La diferencia es que ayer lo hicimos todos a la vez.
Sin darle mayor importancia.

Víctor dijo...

Pues qué queréis que os diga.
Yo veo aquí el mismo tipo de fanatismo que prodigan los islamistas. Ambos pretenden adorar a los dioses. Miedo me da.

Esto es como lo del tren que arrolló hace poco a más de doce personas cerca de Barcelona. Unos salen corriendo y el resto les sigue.
Miedo me da, de verdad, miedo me da.
Y pena me da, de verdad, pena me da, cuando viniendo en el Metro esta tarde me he contrado con comentarios en contra de los huelguistas del Metro y además, realizados sin ningún tipo de raciocinio ni asomo de inteligencia.
Si tanta gente como se ha unido para este evento se uniera para lo que realmente hace falta, haríamos cambiar radicalmente la situación de este mundo, pero como ya he dicho en muchas ocasiones, para eso HACE FALTA PENSAR.

Rechazo esta sociedad y me declaro en guerra abierta contra ella, aún a pesar de saber que no venceré y que saldré mal parado.

Carmen dijo...

Yo también veo la cortina de humo, y de hecho termino mi entrada deseando que esta unidad nos duré más que la celebración de la copa, pero sería muy hipócrita y demagoga si os dijera que no encendí la tele porque estaba pensando en el resto de África y que no vi el partido porque me pareció deleznable celebrar el triunfo de unos pocos frente a la miseria de unos muchos.

Asi que prefiero confesarme, y confienso que vi el partido y que por casi tres horas de mi vida me olvidé de la crisis, de los niños con hambre, de la xenofia, de los maltratos, de los desigualdades sociales, de las injusticias. Por tres horas pensé que no había más problema en el mundo que meter un balón en una portería.

Reconozco ser una insensata y poco comprometida con este mundo, pero no puedo dejar de alegrarme porque igual que yo me olvidé de todo lo que no debiera, se fehacientemente que hubo gente que por tres horas olvidaron su enfermedad, el dolor de sus huesos, la nómina inexistente, las pérdidas y las pocas ganas de seguir viviendo. Que eso lo consiga un partido de futbol, no sé si es una frivolidad espantosa, pero a mí me parece un milagro.

¿No nos merecemos un recreo?

Gracias a todos por vuestras opiniones y comentarios. Besos por doquier.

María Dolores dijo...

Había escrito bastante, se me ha ido no sé cómo, pero el resumen es que has hecho una entrada genial, llena de humanidad, ternura y reflexión. Y sí, nos merecemos un recreo y no sé cómo después ponernos las pilas y unirnos en otros aspectos.

Me han encantado también las reflexiones de tus seguidores y yo también vi el partido, eso sí dándole vueltecitas al asunto de como estaba la cosa y pensando en que podríamos pensar en meter otras clases de goles. No dejes de escribir nunca cosas como ésta, las palabras son las mejores armas, nos sobreviven en el tiempo y han salvado o condenado naciones.

Y nada, visto está que no puedo escribir poco.

Ahora un ensayo:

Carmen, una entrada genial.

Besos y ahora que lo pienso, tal vez sea el momento en que en el mundo nos tenemos que bajar. ¿O no?

Loli.

Anónimo dijo...

Estoy de los dos bandos, con los que brindan y con los que piensan que deberíamos unirnos todos para cosas más importantes. El día es largo para los que estamos en paro, tengo tiempo para las dos cosas.
Anita guapísima, acuérdate que todo lo que se puede decir con jota lleva hache: ajogarse, jincar, jartarse de algo, jalar, jierro ...y lo mejor de todo.. lo jombre.

Eva

Anatxu dijo...

Tienes razón,Eva...que me comí hasta la H de jartá que estoy ya...jajajaja
Buena conversación la de la H.

Ana Manotas Cascos dijo...

A mi el futbol apenas, pero tengo que decir que este mundial lo he seguido y me ha emocionado la victoria.
Un abrazo

Narci dijo...

Toda visita a mis blogs es agradecida con un abrazo, y por supuesto estás en tu derecho de recoger tu parte.

En caunto a tu post, pues sí, gritemos todos CAMPEONES, y ojalá que pronto podamos gritarlo por algo más suculento que un partido de fútbol.

Besos
Narci

Anónimo dijo...

A mí que el futbol ni me va ni me viene me ha proporcionado estos últimos días momentos de placer y diversión estupendos, mañana dejará de gustarme y así hasta la próxima; tal vez lo que me gustó fue la alegría compartida, sentir que algo nos une, por encima de otras tantas diferencias. Sí, sí, ya sé que es un negocio altamente promocionado, pero no puedo luchar contra tanto. Elijo otras formas de hacerlo, y me reservo algunas parcelas de felicidad que me mantengan vivita y coleando.
Por cierto, y cambiando de tema, Carmen, dentro de mi despiste habitual acabo de descubrir que eres de Medina Sidonia y no de Vejer, jeje, qué cosas.

Eva Tubío

Buscador de buscadores dijo...

No lo olvidemos, Carmen, aunque pasen los días, meses o años.

Jajaja, me dicen muchos que no entienden cómo es que me gusta el fútbol, siendo un evento de masas... La respuesta es sencilla: me hace disfrutar, lo descubrí, si algo no gusta es porque no se descubrió.

Sigamos disfrutándolo, para siempre...

Besos, paisana.

Dani7 dijo...

Reconozco que durante mas de noventa minutos, no pensé en nada que no fuera un equipo de futbol tratando de ganarle a otro. Cada uno con sus armas, y dejando un rastro de emoción que finalmente estalló con el gol de Iniesta.
Fué muy emocionante, y creo que el que lo vió logró evadirse de todos los problemas que mencionais.

Quizas ahora podemos comernos el coco con ellos otra vez.

Un saludo.

Alinando dijo...

No me gusta el Marca, ni el AS, ni los domingos secuestrados por unos colores, pero... me encanta una sonrisa, o una risa, o una algarabía aunque sea infundada. No se me ocurriría preguntarle a nadie de la calle el por qué de su sonrisa, tan sólo me alegraría de verle sonreir. ¡Viva la alegría, vivan las sonrisas y sus motivos, aunque esta vez sea redondo!

A seguir disfrutando.

Kimbertrancanut dijo...

No recuerdo quién dijo la frase:"Las masas siempre se equivocan". Me gustaría el balón-pie si fuera un deporte y no mafia-politica-negocio...En el norte hay un pueblo alegre y en el sur veinte pueblos tristes...Abrazos hasta que llegue la cartilla de racionamiento

La sonrisa de Hiperión dijo...

Ya era hora, dios existe, y su apellido es Iniesta.

Saludos y un abrazo.