viernes, 25 de septiembre de 2009

Locura Voluntaria

“Verá usted, señoría, dos veces en semana, mi esposo se da una vuelta en nuestro globo aerostático, yo le ayudo a elevarse y él decide la dirección. Ayer le vi conducirse hacía el norte, dicen que la vendimia este año se ha adelantado meses, por eso del cambio climático, y supuse que fue a comprobarlo. Lo cierto es que no volvió, y a estas horas no sé nada de él.”

Cuando terminé de argumentarme hacía rato que se había dejado de oír el sonido del teclado, y mi abogado me observaba con desconcierto.

“¿Es que has olvidado el motivo de este litigio?”- me preguntó.

Entonces el juez me releyó con poco agrado la denuncia por intento de asesinato interpuesta por mi marido, que sorprendido me miraba desde el otro banco.

"Dicen que este invierno va a ser seco”, apunté serena con la vista en el jurado. Tenía que seguir intentándolo.

16 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Pues si, lo importante es que creyeran la locura voluntaria...

Me gustó..

Un gusto leerte...

Un abrazo con mis saludos fraternos
Que disfrutes del fin de semana...

genialsiempre dijo...

Sería el levante..pero lo cierto es que estaba más cuerda que cualquiera. Excelente relato, como siempre

Pedro dijo...

Jajaja, lo siento, pero me has hecho reir, esa imagen que te has buscado y tu imaginación con las letras... ni Woody Allen, vamos.

Un beso.

Buscador de buscadores dijo...

Creo que la mentira es ya de por sí, una forma de locura...

Estupendo Carmen, sigue así.

Buen fin de semana (aunque llueva).
Saludos.

Anatxu dijo...

Carmencita, cada día me gusta más leerte y cada día rebuscas más en mis sentidos aquello que yo quiero que aflore.
Tus relatos cortos son más grandes que algunos enormes escritos que he leído.
Cuando hay arte ,hay arte. Y me gusta reconocerlo.
Gracias y no dejes ni una sola letra por compartir.
besos

Un paseante dijo...

Pero a ver.., ¿Le pinchaste el globo? ¿Que argumentos tienen?

Tomasson dijo...

Como dice Pedro, pedazo de imagen para un relato aún mejor, como siempre. Un beso

Anónimo dijo...

Lo importante no es siempre lo que eres, si no lo que parece.

Como siempre me ha encantado

Un beso.

María Dolores dijo...

Hola Carmen:

Encantada de leerte de nuevo. Sigo admirando cada vez más lo original de tus ideas y a ésta hasta puede que me apunte, eso de hacerse la loca tiene que ser guay.

Enhorabuena, no hay nada de lo que escribes que no haga reflexionar.

Un beso muy grande que me voy a ensayar a ver como me hago la loca,


Loli.

María C.R. dijo...

Son maravillosos los lugares que habitan en tu imaginación....
Un gustazo leerte.

Relatos on the rock dijo...

En defensa de tu protagonista diría que hacer volar a alguien no es ningún delito.

Hay una sutilidad deliciosamente malévola en ese relato. Besos y un paseo por mi pueblo, paisana.

Carmen dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, como siempre son el impulso para seguir intentándolo.

Normalmente no entro en comentarios, pero después de las palabras de los amigos "un paseante", y ahora Lorenzo (aunque ya sé que lo de Loren es media guasa) tengo que aclarar algo por si hay alguna duda en el aire, como diría la Pantoja.

A vé, a vé, que esta mujer ni tiene globo, ni el marido se dio una vuelta en globo ni ná de ná, que es todo mentirijilla para librarse de su verdadero delito, el de querer matar a su marido, pero de otras maneras que se dejan a la imaginación del lector.

Uff, que aliviá me he quedao.

Ea, pues lo dicho, gracias miles y besos millones.

pepecabreramateos dijo...

Magnifico!!!!!!!!!!

Raquelilla dijo...

Que buen relato, chiquilla, has sido capaz de condensar un momentoque encierra tanto juego mental que hasta se presta a diferentes interpretaciones. No creo ni que haga falta que expliques lo que querías plasmar, así nos das la oportunidad de hacerlo más nuestro.

Equilibrista dijo...

locura, locura divina, locura féliz

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

impresionanente, enamorado de tu sitio...