miércoles, 4 de febrero de 2009

Esta sí que es la Historia de Amor más corta jamás contada.

Me pregunto cómo será de vacía la sensación resultante de un minuto de amor y cómo de melancólicos los minutos que le seguirán, cómo de triste enamorarte de una mirada que no volverás a ver, de una sonrisa que no volverás a disfrutar...decididamente, ni el amor entre Abelardo y Eloísa, ni el de Romeo y Julieta , ni siquiera el de Pedro I de Portugal e Inés de Castro pueden compararse a la tragedia de enamorarte, en en el vagón atestado de cualquier metro, de una persona desconocida, por el tiempo que tarda en alcanzar la siguente parada.

9 comentarios:

...On the Rock dijo...

Enamorarse de un plumazo en el vagón es un remedio natural de lo cotidiano. Nos ayuda a sonreir y suspirar, alimenta ideales platónicos, y quien sabe si alguna vez ese amor raudo y fugaz puede ser más extenso...En ocasiones ocurre el milagro; se produce el gran encuentro. En las rutinas de una mañana, de compras en un mercado, en un paseo por la playa o inerte en la parada del metro, aparece un rostro en un minuto y sabemos que podríamos besarlo, aunque sólo fuera eso, por un minuto besarlo. En realidad, si nos paramos a mirar, es fácil enamorarse a cada rato.

De vuelta en casa, un abrazo
Loren

ernesto oso dijo...

fue bonito mientras duró...muy guapo.

genialsiempre dijo...

Como madrlieño y asiduo viajante en metro te puedo asegurar que existe ese tipo de amor bucólico, siempre se tiene la esperanza de coincidir de nuevo al dia siguiente.

Tomasson dijo...

quizás a veces el ser humano necesite de esos segundos de magia para evadirse de este mundo aunque sóloo sea por unos segundos.

Pedro dijo...

Al menos nos hace soñar, aunque sea sólo durante un rato. Señal de que vivimos.
Lástima que en Chiclana no tengamos metro.

María dijo...

Enamorarse a cada rato es una sensación maravillosa pero sólo personas como tú tienen la sensibilidad para sentirlo, disfrutarlo y dolerlo tras la incertidumbre de no volver a ver al amado.
PRECIOSO TEXTO...VIVA EL AMOR FUGAZ Y EL NO FUGAZ, EL SONRIENTE Y EL DOLIENTE...VIVA EL AMOR EN TODAS SUS MANIFESTACIONES!!!!

Anónimo dijo...

Ojala el nuestro durare toda la vida. Te quiero mucho

Alinando dijo...

Esos benditos amores, tan pasajeros y efímeros, sólo están al alcance de personas sensibles como tú, Carmen, y tienen la ventaja de que con un poco de suerte, de Plaza de Castilla a Batán, puedes haber disfrutado de al menos ocho idilios inolvidables. Me has recordado una canción de Serrat que decía: "mírame, mirame... mírame y no me toques pero mírame..."

Y menos mal que no hay contacto. Puede superarse el instante de una mirada, pero un beso... ¿quien supera un beso efímero?

Alinando dijo...

Esos benditos amores, tan pasajeros y efímeros, sólo están al alcance de personas sensibles como tú, Carmen, y tienen la ventaja de que con un poco de suerte, de Plaza de Castilla a Batán, puedes haber disfrutado de al menos ocho idilios inolvidables. Me has recordado una canción de Serrat que decía: "mírame, mirame... mírame y no me toques pero mírame..."

Y menos mal que no hay contacto. Puede superarse el instante de una mirada, pero un beso... ¿quien supera un beso efímero?