viernes, 14 de agosto de 2009

Promesas Nocturnas


Una luz tenue entraba por la ventana visualizando un camino de partículas de polvo que casi alcanzaba los pies de la cama. En ésta su cuerpo yacía inmóvil, unas sábanas de seda beige desechas sobre sus piernas y sus senos desnudos. Mechas de pelo cubrían parte de su cara, el resto parecía estar colocado en perfecta sincronía sobre la seda de la almohada. Su aspecto era tan sereno y abandonado que solo el liviano movimiento de su pecho descubría que no estaba muerta sino dormida. Sin poder abrir los ojos, como si tuviera cosidos los párpados con el hilo de sus pestañas, asomó a su boca una dilatada sonrisa acompañada de una leve coloración de mejillas. Estiró los brazos desperezándose y sirviéndose del movimiento tanteó los lados deshabitados de la cama, con más insistencia y ofuscación a medida que se cercioraba de su soledad. La ansiedad se apoderó de ella y en segundos su sonrisa se desvaneció por completo y con los ojos aún cerrados, rodaron lágrimas de angustia en la dirección que marcaba la inclinación de su cabeza...De nuevo la crueldad de un amanecer le descubría la mentira de las promesas nocturnas.

17 comentarios:

María Dolores dijo...

No te voy a mentir, no me has hecho llorar porque por motivos que no vienen al caso ya estaba llorando, pero si has hecho que siga, es precioso lo que has escrito esta vez, procura que salga de blog, esto me da la sensación que es lo más bonito que he leído desde hace mucho. Tú sabes lo poco que yo entiendo de escritura, pero leerte esta noche me ha embargado de emoción y eso es que sabes llegar.

Eres genial Carmen, te empezaba a echar de menos.

Un beso,

Loli.

´María Dolores dijo...

Por cierto en este momento es 15 de agosto y son las 2. Este ordenador parece estar loco.

genialsiempre dijo...

No tengo palabras para describir la sensación que me ha producido tan bello relato. Que bien descrito, que bien escrito...

Sencillamente genial Carmen, es un placer leerte.

José María

Tomasson dijo...

Muchas veces las noches nos llevan a paraísos que están fuera de nuestras manos y a infiernos que continúan incluso con los ojos abiertos. Buen relato, un beso

Alinando dijo...

...y una voz desde el pasillo precedió a una bandeja que a su vez precedió a un hombre en pijama...

- Cariño te he traido el desayuno a la cama...


Jejeje... perdón por la broma. Como siempre, muy bueno Carmen, muy bueno.

Anónimo dijo...

si ya nos advertían nuestras madres que la noche puede ser traicionera...pero siempre amanece, que no es poco. Muy emotivo. fita

Víctor Crespo Camino dijo...

¡Qué sensación más triste y vacía la que viene después del sexo si éste no va acompañado de amor!
¡Cómo nos engaña esa pasión que viste de enamoramiento lo que sólo es necesidad física!
¡Qué sensación tan plena cuando antes, mientras y después del sexo existe el amor¡ Una vez lo viví...

Muy bonito, Carmen.

Locuán dijo...

Esto está muy bien, sí, señorita

Maru dijo...

Me alegro haber dado con tu blog, por haberme dejado un mensajito en el mío, lo cual agradezco.

Escribes precioso, de verdad.
Mi abuelita murió de 99 años, totalmente lúcida y dispuesta a irse cuando Dios quisiera y así fue.
De eso ya 5 años y todavía la extrañamos.
Un beso, te visitaré.

ABRIL dijo...

Gracias Carmen por haberme hecho conocer tu blog por medio del comentario que has dejado en el mio.
Me has hecho revivir lo que en ocasiones he sentido.
Te sigo porque me encantas y te espero con cariño.
Un beso.

Adolfo Payés dijo...

Un placer haber encontrado tu blog.. me quedo por aquí para seguirte y poder así leerte con mas frecuencia..

Gracias por tus huellas en mi blos..

Saludos fraternos
Un abrazo

Que tengas una buena semana

Raquelilla dijo...

He visualizado el baile de partículas de polvo en dirección a las sábanas de seda, impresionante espectáculo que se puede admirar en cualquier momento de la mañana y que pocas veces le hacemos caso.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...y ya carmen , aqui me quiero bajar y quedarme contigo n el crepusculo del amanecer aun cuando los pajaros lloran y apenas se atreven a darse a conocer con temor a considerarse perdidos. yo huido y feliz entre tu blog,...donde santa, santana hace de las suyas me hallo contento por las bellas palabras al hilvanarse y desvaneceindose en el texto y agilizar la narracion pletorica de ternura...
...despierto
la
pestaña
que
restalla
el
alma
y creo
que
la vela
es carmen
tu lince
incesante
de letras
sentadas
leyendo
tus
promesas
nocturnas...


desde mis horas rotas...
santana del alma te envia
una carta sellada de flores
entera solo para ti
carmen:


j
o
se
ramon
santana
vazquez...

Pedro dijo...

Magnífico relato, Carmen, en tu línea habitual, manteniendo la espectación hasta el mismísimo final con descripciones repletas de sensaciones muy emotivas.
Algún día nos explicarás tu secreto.

Un beso.

Buscador de buscadores dijo...

Escribes bien y piensas bien.

DEMOFILA dijo...

Casi me has hecho llorar, la soledad es triste, y las falsas promesas, las promesas no cumplidas, duelen, ese cuerpo de tristeza que describes lo dice todo, y la imagen de la foto acompaña tu relato de maravilla.
Un beso, hasta pronto.
Felicidades por esta maravillosa entrada.

M. Roa G. dijo...

Me ha encantado tu relato, ¿la foto también es tuya?
Enhorabuena.

Miguel