sábado, 22 de agosto de 2009

Soledad- Jorge Drexler-

Le tomo prestada esta canción a Antoñín, que fue quien nos la presentó a David, Moy y a mí en una de las tardes del taller "Niveniano", donde las medias horas de camino dieron tanto de sí.
¿Se imaginaron alguna vez hablando codo a codo con la soledad?...Jorge Drexler sí.




Soledad,
aquí están mis credenciales,
vengo llamando a tu puerta
desde hace un tiempo,
creo que pasaremos juntos temporales,
propongo que tú y yo nos vayamos conociendo.

Aquí estoy,
te traigo mis cicatrices,
palabras sobre papel pentagramado,
no te fijes mucho en lo que dicen,
me encontrarás
en cada cosa que he callado.

Ya pasó
ya he dejado que se empañe
la ilusión de que vivir es indoloro.
Que raro que seas tú
quien me acompañe, soledad,
a mi, que nunca supe bien
cómo estar solo.

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bello poema. y la canción excelente..

Un gusto sentir esta soledad con tu versos..

Saludos fraternos
Un abrazo

Que tengas un buen inicio de semana

Castrodorrey dijo...

Hola, querida Carmen.Bonita canción y precioso poema. Saludos cordiales.

maría Dolores dijo...

¡Qué preciosidad de canción Carmen! Es triste y dulce a la vez. Me ha encantado que hayas decido ponerla aquí porque así podemos disfrutar de ella tus fieles seguidores (comon yo).

Eso del taller Niveniano te ha quedado ni que pintado, como miembro me haces recordar momentos inolvidables.

Un beso,

Loli.

genialsiempre dijo...

Bonita canción, aunque se me hace corta. Creo que de la soledad se puede escribir tanto... sobre todo cuando uno está y se siente solo. hay que reunir ambos requisitos para que la soledad sea perfecta,pues a veces uno se siente solo pero está rodeado de gentes y otras veces uno está solo, pero sabe que no se siente así.
Cro que un día yo también escribiré sobre ello.

José María

Relatos on the rock dijo...

Gracias por recordarlo, Carmen, el amigo Drexler no defrauda, sigue siendo una estupenda compañía. Como la tuya.

A menudo hago míos esos versos. Qué mejor destino para un poema.

Creo que esta vez he venido para quedarme más tiempo. El verano fue nómada, agitado, y septiembre es un buen mes para las asignaturas pendientes. Besos.

Buscador de buscadores dijo...

Sin duda, la soledad lo es todo cuando no tienes nada, es la única que te entiende y nunca cuestiona aquello que piensas, es tu mejor aliada cuando estás triste, y es muy bonita... cuando tienes con quién compartirla !!!

Saludos.

Alinando dijo...

He leido varias veces esta entrada. No te imaginas lo que me ha ilusionado ser nombrado en ella, sobre todo por los buenos momentos vividos en ese curso, pero no sabía que poner. Bueno, en resumen, gracias por acordarte y por hacerlo con el maestro Drexler precisamente. Su "soledad" hace que, si en algún momento nos cruzamos con la misma, sea bella en vez de fea. De todo se saca algo positivo.

Antoñín

David dijo...

principalmente un gran musico, pero como deja constancia aqui, un enorme poeta.
Es increible Drexler.
Un saludo.